FANDOM


El Metro de Santiago es el ferrocarril metropolitano cuya red cubre gran parte de la ciudad de Santiago de Chile, capital de la República de Chile. Este sistema de transporte es administrado por la empresa de capitales estatales Metro S.A. Es el primero de los tres sistemas de ferrocarriles metropolitanos en Chile, junto con el Biotrén de Concepción (1999) y el Merval de Valparaíso (2005).

El Metro de Santiago es uno de los sistemas más modernos de Latinoamérica,[1] siendo el segundo más largo después del de Ciudad de México, además es el séptimo más regular en frecuencia a nivel mundial[2]. Actualmente, cuenta con cinco líneas, 108 estaciones[3] y una extensión de 103 km.[4]

A través de él se transportan diariamente alrededor de 2.300.000 pasajeros. Esta cifra significa un aumento de más de 1.000.000 de pasajeros diarios en comparación a cifras previas a 2007, cuando se puso en marcha el plan Transantiago, en el cual el Metro de Santiago cumple un rol articulador en dicho sistema de transporte público de la ciudad. Su récord histórico de afluencia, 2.580.666, tuvo lugar el 31 de octubre de 2012.[5] Durante ese año, el Metro de Santiago transportó un total de más de 648 millones de pasajeros, lo que significó 8,8 millones de personas más que en 2011.[5]

Junto a las cinco líneas actualmente operativas, dos nuevas líneas están en construcción y se estima que la Línea 6 esté habilitada para el 2016 y la Línea 3 esté habilitada por tramos y finalizada por completo hacia el 2018 —la Línea 6, que conectará las comunas de Cerrillos y Providencia con 10 nuevas estaciones en 15,3 km, fue anunciada a fines de 2009[6] y ratificada en 2011, mientras que la postergada Línea 3 unirá las comunas de Huechuraba y La Reina con 19 nuevas estaciones en 21,7 km—.[7][8] La inversión de esta ampliación rondará los 2700 millones de dólares y se espera llegar a los 120 millones de viajes anuales.[9]

En marzo de 2012, fue elegido como el mejor sistema de metro de América, luego de que fuera distinguido en la cena anual de Metro Rail desarrollada en Londres (Inglaterra).


Metro de Santiago
Letrero Metro Estacion Militar
Símbolo del Metro de Santiago junto a la estación Escuela Militar Santiago de Chile L1
Ubicación Santiago de Chile
Tipo Metro
Fundación 15 de septiembre de 1975
Longitud del sistema 103 km
N.º de líneas 5
N.º de vagones 1090
N.º de estaciones 100
Pasajeros aprox. 2,3 millones
Ancho de vía 1.435 mm (ancho estándar)
Operador(es) Metro S.A.
Velocidad promedio 60 km/h
Velocidad máxima 80 km/h (en líneas 1, 2 y 5)

100 km/h (en líneas 4 y 4A)

Sitio web www.metrosantiago.cl


Historia y desarrollo Editar

Inicios Editar

Plano metro 1944

Plano proyectado de la Red de Metro en 1944.

MSEcuador04

Vista actual de la estación Ecuador de la Línea 1, inaugurada en 1975.

La idea de construir un ferrocarril metropolitano en la ciudad de Santiago se remonta a 1944, cuando se busca una forma de mejorar el caótico transporte existente tras la explosión demográfica que se vive en la ciudad desde comienzos de los años 1930.[1] Sin embargo, las ideas comenzarían a concretarse recién durante la década de los años 1960, cuando el gobierno abre una licitación internacional para el desarrollo de un sistema de transporte urbano. El 24 de octubre de 1968, el gobierno de Eduardo Frei Montalva aprobaría el proyecto presentado por el consorcio franco-chileno BCEOM SOFRETU CADE, en el que se proponía la creación de cinco líneas con una extensión de 60 km aproximadamente en 1990. El 29 de mayo de 1969 empezarían finalmente las obras para la construcción de la primera línea, que uniría el Barrio Cívico y el sector de Barrancas.

El 15 de septiembre de 1975 fue inaugurada la primera línea durante el Régimen Militar. La Línea 1, en su tramo inaugural, iba de forma subterránea desde San Pablo hasta La Moneda bajo la Alameda del Libertador Bernardo O'Higgins. En 1977, dicha línea fue extendida hacia el sector de Providencia, llegando en 1980 al oriente hasta la estación Escuela Militar.

En marzo de 1978 sería inaugurada la Línea 2. Su tramo inicial se originó en la estación Los Héroes y recorría de forma longitudinal y a nivel de superficie la Avenida Norte-Sur hasta la estación Franklin. En diciembre de ese mismo año, la línea fue extendida hacia el sur a lo largo de la Gran Avenida hasta la estación Lo Ovalle, esta vez de forma subterránea.

Cambios en el proyecto Editar

Mapa proyectado 1987

Mapa del Metro proyectado hacia 1987 de acuerdo a los planes originales.

A pesar del rápido crecimiento de la red, la grave crisis económica que afectaría al país en 1982 puso en jaque la realización del proyecto original. A esto se suman estudios que demuestran el crecimiento de la población en el sector suroriente de la capital en desmedro de la zona norte, hacia donde estaban planificadas las futuras extensiones del servicio.

Para cubrir las demandas que se generarían, la Línea 2 cambiaría su trazado y la extensión que partiría desde Los Héroes, giraría rodeando el centro histórico de la ciudad, cruzaría nuevamente la Línea 1 en Baquedano y recorrería parte de Avenida Vicuña Mackenna. En tanto, la Línea 3 proyectada a lo largo de las avenidas Independencia e Irarrázaval supliría la falta de la Línea 2 en el sector norte.

Sin embargo, los planes se verían afectados nuevamente cuando el 3 de marzo de 1985, un terremoto asolara a gran parte del Valle Central chileno. La mayoría de los fondos destinados a la construcción de la extensión de la Línea 2 y de la Línea 3 fueron destinados a cubrir los costos de la reconstrucción de la ciudad. De los trabajos planificados, el único que fue concretado fue la apertura en 1987 de dos nuevas estaciones hacia el norte en la Línea 2: Santa Ana y Mapocho. Esta última estación cambiaría de nombre posteriormente, luego de que durante las excavaciones de este proyecto se produjera el notable descubrimiento de los restos del antiguo Puente de Calicanto, emblema de la ciudad durante más de un siglo. Ese mismo año debutó el sistema de transporte Metrobús, desde las estaciones Escuela Militar, Lo Ovalle y Las Rejas.

En el ámbito institucional, la administración del Metro de Santiago fue cambiada a fines de la década. La antigua Dirección General de Metro, perteneciente al Ministerio de Obras Públicas, se transformó en una sociedad anónima de capitales estatales llamada Empresa de Transporte de Pasajeros Metro S.A. de acuerdo a lo establecido en la ley 18.772, publicada el 28 de enero de 1989.

Viaducto Línea 5

Vista de un NS 74 en el viaducto de la Línea 5 sobre Vicuña Mackenna, inaugurado en 1997.

Con el resurgimiento de la economía tras el segundo milagro, los planes de extensión del Metro cobraron nueva vida. El crecimiento del sector suroriente de la capital había explotado durante los años 1980 y La Florida se había convertido en la comuna más populosa del país, por lo que era urgente la creación de una nueva línea hacia esa zona. Los primeros planes fueron presentados en 1989 y en 1991 sería anunciada su construcción por el Presidente Patricio Aylwin. La nueva línea partiría en Baquedano hacia el sur hasta la Circunvalación Américo Vespucio, siguiendo el eje de Vicuña Mackenna.

La Línea 5 fue inaugurada el 5 de abril de 1997 por el Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle. La nueva línea contaría con una extensión de 10,3 km, que comprendía una parte inicial subterránea bajo el Parque Bustamante, emergiendo posteriormente para elevarse en forma de viaducto sobre Vicuña Mackenna, sumergiéndose al llegar a la terminal Bellavista de La Florida.

Finalmente, en marzo de 2000 sería inaugurado un nuevo tramo de la Línea 5 que cruzaba el centro histórico de la capital. La conexión entre Baquedano con Santa Ana, a través de las estaciones Plaza de Armas y Bellas Artes, dejaba entrelazadas a las tres líneas existentes hasta el momento.

Expansión Editar

2005-05-30 009x

Vista de la estación Cerro Blanco de la Línea 2, inaugurada en 2004.

Metro de Santiago - Est. Vicuña Mackenna

Vista de la estación Vicuña Mackenna, donde se establece la conexión entre la L4 y L4A

Con la llegada de Ricardo Lagos a la Presidencia en 2000, una de sus metas fue la transformación del sistema de transporte de la capital. Para ello, se diseñó la extensión de la Línea 5 al poniente para llegar a Quinta Normal, siguiendo la calle Catedral, y de la Línea 2 por el norte y el sur para unir ambos extremos de la Circunvalación Américo Vespucio.

Sin embargo, el mayor anuncio se produciría en 2002 cuando Lagos diera a conocer la construcción de una cuarta línea del Metro, que rodearía gran parte de la zona suroriente de Américo Vespucio y llegaría hasta el centro de Puente Alto, que había desplazado a su vecina La Florida como la comuna más habitada de la nación. Con estos nuevos proyectos, la Red de Metro prácticamente duplicaría su extensión total hacia 2010, fecha en que el país celebraría el Bicentenario de la Primera Junta Nacional del Gobierno Chileno.

Estos nuevos proyectos fueron diseñados con el fin de transformar al Metro de Santiago en el eje articulador del plan de reforma al sistema de transporte de la ciudad denominado Transantiago. Junto a las extensiones, se diseñaron "estaciones intermodales" con el fin de permitir una mejor interacción entre el ferrocarril urbano y diferentes medios de transporte, principalmente microbuses. La primera estación intermodal se estrenaría en Quinta Normal, luego de que la extensión poniente de la Línea 5 fuera inaugurada el 31 de marzo de 2004. Sin embargo, el plan original de albergar una estación ferroviaria sería descartada tras el fracaso de la construcción del Melitrén.

El 8 de septiembre de 2004, el Metro marcaría un nuevo hito cuando cruzara de forma subterránea el río Mapocho, al inaugurar las estaciones Patronato y Cerro Blanco de la extensión norte de la Línea 2. El 22 de diciembre siguiente sería inaugurada la extensión sur de dicha línea, que contempla las estaciones El Parrón y La Cisterna. Un segundo tramo de la Línea 2 hacia el norte sería inaugurado el 25 de noviembre de 2005. Finalmente, el último tramo fue abierto el 22 de diciembre de 2006, con un costo superior a los 170 millones de dólares y generando un aumento de 27 millones de pasajeros al año.[2]

El día 30 de noviembre de 2005 sería inaugurado el primer tramo de la Línea 4, que comprendía el tramo subterráneo entre las estaciones Tobalaba y Grecia, y en viaducto entre Vicente Valdés y Plaza de Puente Alto. El tramo entre Grecia y Vicente Valdés, que fue realizado temporalmente por buses del sistema Transantiago, sería inaugurado finalmente el 2 de marzo de 2006. La línea 4 es la línea más larga de todo el sistema, con 24,7 kilómetros y 22 estaciones que unen las comunas de Providencia, Las Condes, Ñuñoa, La Reina, Peñalolén, Macul, La Florida y Puente Alto. La nueva línea introdujo además nueva carrocería, compuesta de trenes Alstom fabricados en Brasil, mucho más amplios que los que recorren las otras tres líneas. Finalmente, la Línea 4 se complementaría con la inauguración de un ramal, la Línea 4A, que desde el 16 de agosto de 2006 conecta las líneas 2 y 4.

Transantiago Editar

Transantiago trae muchos más chilenos al Metro

Afiche de la campaña «Transantiago trae muchos más chilenos al Metro»

Uno de los mayores desafíos que enfrenta el Metro de Santiago en la actualidad es su rol como articulador del proyecto de Transantiago, el cual está en pleno funcionamiento desde el 10 de febrero de 2007. De acuerdo a los cálculos de la empresa, el número de pasajeros aumentaría al doble desde esa fecha, por lo que el Metro trabajó varios meses antes con una fuerte campaña publicitaria y una importante inversión para evitar el colapso de la red debido a la explosión de la demanda. Las principales medidas incluyen mejoras en la infraestructura de acceso a las estaciones, la llegada de 11 nuevos trenes, reasignación de éstos entre las líneas y reacondicionamiento de coches[3]

Durante los primeros días de Transantiago, la gratuidad en el sistema de microbuses disminuyó la demanda del Metro, pero con el paso de los días, el número de usuarios aumentó a los niveles esperados, generando grandes aglomeraciones en varias estaciones (principalmente de combinación). La demanda alcanzó una ocupación del servicio de más de 2,4 millones de usuarios por día y de entre 5 y 5,5 pasajeros por metro cuadrado.

Para tratar de satisfacer la enorme demanda, el Metro decidió adelantar el inicio de su servicio a las 6.00 durante la mañana desde el 1 de marzo y el día 10 de marzo, la Presidenta Michelle Bachelet anunció la extensión horaria de 22.30 a 23.00, con miras a la extensión definitiva hasta la medianoche. A ello se sumaron diversas medidas aplicadas durante el año como el establecimiento de servicios expresos en las Líneas 2, 4 y 5 durante las horas de mayor demanda, nuevos accesos en algunas estaciones y el aumento de la carrocería en la Línea 1.

Extensiones a Maipú y Las Condes Editar

CAF en Hernando de Magallanes

Tren NS 2007 construido por CAF entrando a la estación Hernando de Magallanes, parte de la extensión de la Línea 1 a Las Condes.

Estación Pudahuel Metro Santiago 2

Estación Pudahuel de la extensión de la Línea 5 a Pudahuel.

El 15 de noviembre de 2005, el Presidente Ricardo Lagos anunció la extensión de la Línea 1 hacia el oriente, desde Escuela Militar hasta la estación Los Domínicos , en la comuna de Las Condes. Se construyeron tres nuevas estaciones, agregando 4 kilómetros a la red ferroviaria, y que fueron inauguradas el 7 de enero de 2010 durante la presidencia de Michelle Bachelet.

Ese mismo día se anunció uno de los proyectos más importantes del servicio: la extensión del metro hacia el poniente, conectando las comunas de Maipú, Pudahuel, Lo Prado y Quinta Normal a la Red de Metro. De esta forma, el Metro se acercaba por primera vez al sector poniente de la ciudad, llegando a Maipú, la comuna más habitada del país tras desplazar a Puente Alto en 2008.

El 31 de octubre de 2009 fue aprobado el trazado definitivo de la extensión de la Línea 5, la cual parte desde la estación Quinta Normal a lo largo de Avenida San Pablo en forma subterránea, girando hacia el sur para salir a la superficie y recorrer la Avenida Teniente Cruz y posteriormente Avenida Pajaritos antes de volverse nuevamente subterránea y llegar a la estación terminal, en la Plaza de Armas de Maipú. El primer tramo hasta la estación Pudahuel se entregó el 12 de enero de 2010, mientras que el tramo restante hasta Maipú fue abierto al público el 3 de febrero de 2011.

Junto a las construcciones de las nuevas extensiones, se realizaron importantes trabajos que permitieron refaccionar la estación Pajaritos de la Línea 1 para convertirla en el terminal de un bucle, permitiendo mayor eficiencia al tramo más cargado de dicha línea y se inauguró la postergada estación San José de La Estrella en la Línea 4. También se construyó la estación Del Sol en la extensión a Maipú, la cual sirve como transbordo a buses interurbanos.

Líneas 3 y 6 Editar

Tras el lanzamiento de Transantiago y el inicio de la extensión a Maipú, la dirección del Metro descartó inicialmente la planificación de nuevas líneas hasta una evaluación del funcionamiento del servicio tras dichos cambios, y de acuerdo a sus resultados se determinará si era rentable y necesaria la construcción de extensiones o líneas nuevas.[1] De todas formas, la Secretaría Interministerial de Planificación de Transporte llamó a mediados de 2006 a una licitación para el diseño de la posible expansión del Metro en el mediano y largo plazo.[2] Dentro de las bases se presentaban proyectos que debían ser diseñados obligatoriamente por los proponentes: una nueva línea por las avenidas Irarrázaval y Matta, para luego girar hacia el norte por San Diego e Independencia (la Línea 3 ahora en plena construcción), una extensión de la Línea 4 al norte hacia Vitacura o Huechuraba pasando por Costanera Center, una extensión de la Línea 4A hacia Maipú y una nueva línea por avenida Santa Rosa y otra por el eje Los Leones-Macul-La Florida.

Sin embargo, debido a los problemas de congestión existentes en la Línea 1 desde la implementación de Transantiago, se priorizó construir una alternativa a dicha línea para poder descongestionarla. En 2007, el director de Metro S.A. Clemente Pérez sugirió que las alternativas podrían ser la equivalente a la postergada línea 3 o una nueva línea por avenida Santa María,[3] aunque un grupo de constructoras presentó una propuesta (con un costo de US$900 millones) de realizar una línea expresa bajo la actual y con detenciones en nueve estaciones de importancia.[4] En septiembre de 2009 se redujeron las posibilidades a solo tres alternativas: la línea por Av. Santa María, la Línea 3 por Irarrázaval-Matta-San Diego-Independencia, y una nueva línea desde la estación Pedro de Valdivia hacia al sur hasta el Estadio Nacional, girando al poniente utilizando la antigua línea ferroviaria para luego llegar a la futura Ciudad Parque Bicentenario en Cerrillos. De esta manera se lograría activar proyectos inmobiliarios en una zona deteriorada de la ciudad, como también abaratar costos por la utilización de antiguas líneas férreas.

El 29 de diciembre de 2009, la presidenta Michelle Bachelet anunció la construcción de la nueva Línea 6 del Metro de Santiago, equivalente a la línea entre Cerrillos y Pedro de Valdivia anteriormente señalada, pero alcanzando la combinación con la estación Tobalaba de la Línea 4. Así, la línea incluiría una estación bajo el complejo inmobiliario Costanera Center y permitiría la reactivación del sector centro-sur de Santiago entorno al zanjón de la Aguada. Estaría en funcionamiento en el 2014, con una inversión de 900 millones de dólares. Según un estudio de la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Línea 6 era la mejor opción entre las alternativas, privilegiando la descongestión de la Línea 1, el paso por zonas comerciales de mayor densidad y el favorecimiento a población de estratos socioeconómicos más bajos.

La victoria de Sebastián Piñera que puso fin a veinte años de gobiernos de la Concertación y la ocurrencia del terremoto de Chile de 2010, pusieron en dudas la construcción de la Línea 6, mientras surgieron críticas por la elección de esta línea en desmedro de la 3, que presentaba algunos beneficios como mayor número de personas transportadas.El nuevo gobierno anunció que la Línea 6 sería revaluada argumentando la nueva realidad financiera existente tras el terremoto.

Una vez estabilizada la situación luego del terremoto, surgieron los rumores de que el Metro emprendería la construcción de la Línea 6 en conjunto con la Línea 3. En septiembre de 2010, el ministro Felipe Morandé llegó a un acuerdo parlamentario para reformar el Transantiago y comprometió la construcción de la Línea 6,que sería confirmada días después por Metro S.A. En esa misma oportunidad, el presidente de la empresa Raphael Bergoeing confirmó que se estudiaba la construcción de la Línea 3.El 5 de octubre de 2010, el presidente Piñera confirmó la construcción de la Línea 3 de forma simultánea a la 6, esperando inaugurarlas entre el año 2016 y 2018.

El 25 de noviembre de 2013, Metro de Santiago anunció la adjudicación de la licitación internacional para el
Trenes L3 y L6 Metro de stgo

Nuevos trenes Metro de Santiago líneas 3 y 6. CAF - Thales.

suministro y mantenimiento de trenes y sistema de pilotaje automático al consorcio español–canadiense CAF-THALES. La compañía va a proveer 185 nuevos coches con aire acondicionado (115 para la línea 3 y 70 para línea 6), un sistema de pilotaje automático CBTC y el mantenimiento del material rodante, que se realizará en los talleres ubicados en Huechuraba y Cerrillos, respectivamente. La oferta española-canadiense equivalente a US$ 451.861.220 fue la más económica de las cinco presentadas, además de alcanzar la mayor puntuación en la evaluación técnica.

 Plan de cara a 2025Editar

En abril de 2013, el Gobierno chileno lanzó el Plan Maestro de Transporte Santiago 2025 para la capital del país. Este plan configura una serie de medios de transporte, expandiendo algunos en operación como el Metro, los trenes de cercanías y las ciclovías e incorporando nuevos como tranvías o premetro.

El plan ferroviario para la ciudad, con un costo de 10 mil 881 millones de dólares, permitiría la construcción de al menos dos nuevas líneas de metro.[1] La Línea 7 fue propuesta como una paralela a la Línea 1, con el objetivo de descongestionar ésta (algo que ya se planificó para las líneas 3 y 6) y recorrería desde avenida Pajaritos en Maipú por el eje de Avenida 5 de Abril (Estación Central) - Avenida Blanco Encalada, siguiendo luego por Santa Isabel acercándose a la costanera del río Mapocho para luego tomar avenida Vitacura hasta el sector de Estoril. El plan además incluye un ramal que continuaría por avenida Francisco Bilbao hacia el oriente. En tanto, la Línea 8 partiría en la estación Baquedano hacia el poniente, siguiendo por Mapocho y avenida J. J. Pérez llegando así a las comunas de Cerro Navia y Renca.

El plan también incluye nuevas extensiones: la Línea 2 al sur hasta el paradero 28 de la Gran Avenida en Avenida Lo Espejo (alcanzando la comuna de El Bosque), la Línea 4 llegaría a Bajos de Mena por el sur, la Línea 6 a Isidora Goyenechea por el norte y la Línea 5 lo haría hasta Camino a Melipilla por el surponiente, para así combinar con el Melitrén. En tanto, un servicio de tranvía conectaría al Metro con el Aeropuerto Arturo Merino Benítez, mientras otros dos servicios recorrerían las avenidas Tobalaba y Santa Rosa.


Estructura Editar

Líneas

Línea 1

Santiago de Chile L1
Artículo principal: Línea 1
La Línea 1 es la línea más antigua de la Red y es el eje principal de ésta, siendo la única que recorre la ciudad en sentido oriente-poniente. El recorrido completo de la línea, identificada con el color rojo, tarda aproximadamente 29,7 minutos.[4]
500px-Metro de Santiago

Diagrama actual de la Red de Metro. En línea discontinua las extensiones en construcción, que serán entregadas entre 2016 y 2018.

Su primer tramo de 8,2 km fue inaugurado el 15 de septiembre de 1975 entre las estaciones San Pablo y La Moneda, siendo extendido posteriormente hacia el oriente en 3,2 km hasta la estación Salvador, el 31 de marzo de 1977. Una nueva extensión de 4,5 kilómetros fue inaugurada el 22 de agosto de 1980, uniendo Salvador con Escuela Militar. El 7 de enero de 2010 se inauguró una nueva extensión, que comprende desde Escuela Militar hasta Los Domínicos, agregando tres nuevas estaciones y 4 kilómetros de recorrido a la red.

Actualmente, la línea tiene una extensión de 20 kilómetros y 27 estaciones que atraviesan las comunas de Lo Prado, Estación Central, Santiago, Providencia y Las Condes. Su recorrido desde el poniente se inicia en la estación San Pablo hacia el sur por Avenida Neptuno girando posteriormente al oriente cuando intercepta a la Ruta 68. Luego de este tramo inicial realizado principalmente a superficie, se sumerge en las cercanías del inicio de la Avenida Libertador Bernardo O'Higgins. La línea recorre completamente esta avenida, la principal de la ciudad, recorriendo gran parte del centro histórico de la ciudad. El túnel pasa posteriormente bajo las avenidas Providencia, Nueva Providencia y Apoquindo, finalizando al encontrarse con la Plaza Los Dominicos .

La Línea 1 es la línea más utilizada por los santiaguinos, concentrando cerca del 49% del total de viajes a lo largo de la red.[5] Esto se debe a que, junto con servir a gran parte de la población del oriente y poniente de la ciudad (principalmente Maipú), ella recorre el principal eje económico y comercial de la ciudad, ubicándose a lo largo de su recorrido diversos hitos urbanos, como el Palacio de La Moneda, el Paseo Ahumada, las casas centrales de tres de las universidades más grandes del país, diferentes terminales de buses interurbanos y la estación de trenes de la ciudad, entre otros.

800px-Línea 1 - Metro de Santiago.svg

Línea 2 Editar

Metro Santiago de Chile Lineas Dos

Vista de los rieles del tren desde la estación Toesca.

Santiago de Chile L2
Artículo principal: Línea 2

La Línea 2 del Metro de Santiago recorre la ciudad en sentido longitudinal de norte a sur, atravesando las comunas de Recoleta, Santiago, San Miguel y La Cisterna. En la actualidad, comprende 22 estaciones a lo largo de 20,6 kilómetros, que se recorren en aproximadamente 34,2 minutos.[4]

Su primer tramo de 4,9 kilómetros, que comprendía las estaciones Los Héroes y Franklin, fue inaugurado el 31 de marzo de 1978, siendo complementado con la extensión de 4,8 km al sur desde Franklin hasta Lo Ovalle, inaugurada el 21 de diciembre de ese mismo año. El 15 de septiembre de 1987 sería inaugurada la extensión al norte hasta Puente Cal y Canto. La línea continuaría con su extensión hacia el norte, luego de la apertura de sucesivos tramos entre 2004 y 2006 hasta llegar a la estación Vespucio Norte, y hacia el sur, con la inauguración en 2004 del tramo desde Lo Ovalle hasta La Cisterna.

Su recorrido se inicia por el norte en la estación Vespucio Norte, unos metros antes de la confluencia de las avenidas Américo Vespucio y Recoleta. La línea 2, identificada tradicionalmente con el color amarillo, avanza subterráneamente por Recoleta hasta las inmediaciones del río Mapocho. Tras cruzar el principal río de la ciudad gira hacia la estación Puente Cal y Canto y luego toma la Autopista Central. El recorrido continúa por dicha vía en forma de trinchera hasta la estación Rondizzoni, para volver a introducirse bajo tierra. Tras pasar la estación Franklin, la línea 2 circula bajo la Gran Avenida antes de llegar nuevamente al anillo vial de Américo Vespucio, en la estación La Cisterna.

A diferencia de la Línea 1, la Línea 2 tiene un carácter más residencial, conectando los barrios habitacionales del norte y centro-sur de la ciudad con el centro de ésta. A lo largo de esta línea se realizan el 18% de los viajes realizados en el Metro de Santiago.[5]

En octubre de 2009 fue puesto en marcha un sistema de servicios expresos durante las horas puntas al igual que en líneas 4 y 5. Este sistema funciona en la mañana entre las 6:00 y 9:00 horas, y en la tarde entre las 18:00 y 21:00 horas en el sentido Vespucio Norte-La Cisterna y viceversa. Consta de dos tipos de trenes, los de la "ruta verde" y la "ruta roja", los cuales se detienen intercaladamente entre las estaciones, a excepción de nueve estaciones de detención comunes: Vespucio Norte, Zapadores, Puente Cal y Canto, Santa Ana, Los Héroes, Rondizzoni, Lo Ovalle y La Cisterna.

800px-Línea 2 - Metro de Santiago.svg

Línea 3 Editar

500px-Santiago de Chile L3 svg
Artículo principal: Línea 3

La Línea 3 del Metro de Santiago está actualmente en construcción luego de ser anunciada por el presidente Sebastián Piñera, el 5 de octubre de 2010. Partirá en la intersección de Avenida Independencia con la Avenida Circunvalación Américo Vespucio en la comuna de Conchalí y seguirá por el sur a lo largo de la primera avenida. Tras cruzar el río Mapocho, la Línea 3 hará combinación sucesivamente con las estaciones Puente Cal y Canto (L2), Plaza de Armas (L5) y Universidad de Chile (L1). Desde allí, sigue por el sur a lo largo de San Diego hasta doblar al oriente por la avenida Manuel Antonio Matta haceiendo nuevamente combinación con la línea 5 en estación Irarrázabal y continuando por la avenida del mismo nombre hasta llegar a la estación Plaza Egaña , combinando con la L4. Desde allí, seguirá por avenida Larraín hasta finalizar el tramo en las cercanías del Hospital Militar .

La distribución de las estaciones y el número de éstas fueron anunciadas el 13 de julio de 2011, incluyendo 19 estaciones en 23,7 kilómetros. La inversión se estima en 1.722 millones de dólares y estaría operativa por etapas entre 2017 y 2018.

Ruta de la linea 3

Editar

Editar

Editar

Línea 4 Editar

Metrolinea4

Vista panorámica de la estación Vicente Valdés con los trenes AS-2002.

Santiago de Chile L4
Artículo principal: Línea 4

La Línea 4 fue la cuarta línea inaugurada de la red del Metro de Santiago. Fue inaugurada el 30 de noviembre de 2005; sin embargo, el tramo entre Grecia y Vicente Valdés sólo fue abierto el 2 de marzo de 2006. La línea sirve a las comunas de la zona oriente y suroriente de la capital, al cruzar las comunas de Providencia, Las Condes, La Reina, Ñuñoa, Peñalolén, Macul, La Florida y Puente Alto.

Su tramo se inicia en la estación Tobalaba, que sirve de combinación con la Línea 1 y a futuro con la Línea 6. La línea recorre de forma subterránea la avenida homónima junto al canal San Carlos hasta la confluencia con Américo Vespucio donde gira y continúa su ruta hacia el sur. La línea permanece de forma subterránea durante el tramo de la circunvalación denominada Avenida Ossa, emergiendo en la Rotonda Grecia. El recorrido continúa a lo largo de la Autopista Vespucio Sur hasta la estación Vicuña Mackenna, desde donde surge el ramal de la Línea 4A. Tras dicha detención, la línea se vuelve subterránea momentáneamente mientras gira hacia la Avenida Vicuña Mackenna, emergiendo posteriormente en forma de viaducto elevado tras la estación Vicente Valdés. De esta forma avanza hasta llegar a las cercanías de la Municipalidad de Puente Alto, donde se vuelve nuevamente subterránea para terminar su recorrido.

Esta línea, indentificada con el color azul marino, comprende un total de 23 estaciones y 24,7 kilómetros de extensión, lo que la convierte en la más larga hasta el momento de la red. El recorrido completo se realiza en aproximadamente 40 minutos.[4] El 5 de noviembre de 2009 la estación San José de la Estrella fue abierta al público, aumentando el número de estaciones de la Línea 4.[6]

En agosto de 2007 fue puesto en marcha un sistema de servicios expresos durante la mañana con el fin de mejorar el servicio entre Puente Alto y Tobalaba. Este sistema está habilitado entre las 6:00 y las 9:00 en el sentido Tobalaba-Puente Alto y viceversa y también consta de dos tipos de trenes: los de la "ruta verde" y de la "ruta roja" se detienen intercaladamente entre las estaciones a excepción de ocho estaciones de detención comunes: Tobalaba, Francisco Bilbao, Plaza Egaña, Macul, Vicuña Mackenna, Vicente Valdés, Elisa Correa, Hospital Sótero del Río y Plaza de Puente Alto.[7] Debido a los buenos resultados del sistema, el servicio fue replicado en ambos sentidos (Tobalaba a Puente Alto y de Puente Alto a Tobalaba) entre las 06:00 a 09:00 y 18:00 a 21:00,[8] ahorrando aproximadamente 10 minutos de viaje.

798px-Línea 4 - Metro de Santiago.svg

Línea 4A Editar

InteriorMetrosL4Santiago

Interior de los trenes AS 2002, presentes en la Línea 4A

Santiago de Chile L4A
Artículo principal: Línea 4A

La Línea 4A es un ramal de la Línea 4 que fue inaugurado el 16 de agosto de 2006. Atraviesa las comunas de La Florida, La Granja, San Ramón y La Cisterna. Con sólo seis estaciones a lo largo de parte de la Autopista Vespucio Sur y una extensión de 7,7 kilómetros es la línea más corta de la Red. La línea se origina en la estación Vicuña Mackenna y recorre Américo Vespucio en forma de trinchera en el bandejón central de la autopista, donde se sitúan también las estaciones, conectadas con las poblaciones cercanas por medio de pasarelas sobre la vía expresa. Finalmente, llega a la estación La Cisterna, que sirve de combinación con la Línea 2.

El recorrido a lo largo de la Línea 4A, identificada con el color celeste, se realiza en menos de 12 minutos.
300px-Línea 4A - Metro de Santiago.svg

Línea 5 Editar

NS93 L5 002

Vista del viaducto elevado de la Línea 5.

Santiago de Chile L5
Artículo principal: Línea 5

Históricamente, la Línea 5 es la tercera línea inaugurada, con su primer tramo entre las estaciones Baquedano y Bellavista de La Florida abierto el 5 de abril de 1997. Posteriormente fue extendida hacia el poniente, primeramente hasta Santa Ana el 4 de marzo de 2000, y hasta Quinta Normal, el 31 de marzo de 2004. Hacia el sur sería abierta la estación Vicente Valdés, el 30 de noviembre de 2005. En 2006 fue anunciada una nueva extensión hacia el sector surponiente, cuyo primer tramo entre la estación Pudahuel y Quinta Normal fue inaugurada el 12 de enero de 2010; el tramo hasta la estación Plaza de Maipú fue inaugurado el 3 de febrero de 2011.

La línea, identificada con el color verde, cuenta en la actualidad cuenta en la actualidad con una extensión de 30 kilómetros y un total de 30 estaciones, siendo la más larga de la red, entre las comunas de Maipú, Pudahuel, Lo Prado, Quinta Normal, Santiago, Providencia, Ñuñoa, Macul, San Joaquín y La Florida. El recorrido desde el poniente se inicia en la estación Plaza de Maipú de forma subterránea, para luego seguir en viaducto pasado la estación Del Sol , pasando nuevamente a subterránea en la estación Barrancas, atravesando el llamado "casco histórico" de la ciudad. La línea, luego de pasar bajo la Plaza de Armas y el Museo de Bellas Artes , gira en los alrededores de la Plaza Baquedano hacia el sur. El Metro pasa bajo el Parque Bustamante, saliendo a la superficie en los alrededores de los talleres de San Eugenio, para luego elevarse en forma de viaducto por sobre la avenida Vicuña Mackenna. Durante los últimos tramos del recorrido, la línea comienza a soterrarse antes de la estación Bellavista de La Florida para luego finalizar en Vicente Valdés , que sirve de combinación con la Línea 4 .

Al igual que la Línea 2, la Línea 5 sirve para conectar a los sectores residenciales de la zona poniente y suroriente de la capital con el centro de Santiago. A sus alrededores, sin embargo, han surgido algunos núcleos comerciales (principalmente cerca del Mall Plaza Vespucio) y educacionales de importancia. El 16% de los viajes totales de la red se realizaban a lo largo de esta línea, previo a la inauguración de la extensión a Maipú.[5]

En noviembre de 2008 fue puesto en marcha un sistema de servicios expresos durante las horas puntas al igual que en la Línea 4. Este sistema funciona en la mañana entre las 6:00 y 9:00 horas, y en la tarde entre las 18:00 y 21:00 horas en el sentido Pudahuel-Vicente Valdés y viceversa. Consta de dos tipos de trenes, los de la "ruta verde" y la "ruta roja", los cuales se detienen intercaladamente entre las estaciones, a excepción de 16 estaciones de detención común: Plaza de Maipú, Santiago Bueras, Del Sol, Monte Tabor, Las Parcelas, Laguna Sur, Barrancas, Pudahuel, San Pablo, Quinta Normal, Santa Ana, Plaza de ArmasBaquedano, Irarrázaval, Bellavista de La Florida y Vicente Valdés.

800px-Línea 5 - Metro de Santiago.svg



Línea 6Editar

Santiago de Chile L6
Artículo principal: Línea 6

El martes 29 de diciembre de 2009, la presidenta Michelle Bachelet anunció la nueva Línea 6 del Metro de Santiago, que se esperaba estaría en funcionamiento en 2014, con una inversión estimada en 957 millones de dólares. El nuevo trayecto beneficiará a las comunas de Cerrillos, Estación Central, Pedro Aguirre Cerda, Santiago, San Miguel, San Joaquín, Ñuñoa y Providencia, conectando ambos extremos en aproximadamente 20 minutos.

Luego de asumir el presidente Sebastián Piñera, el 5 de octubre de 2010 confirmó la construcción de la línea 6, luego de intensas dudas por el pasado terremoto del 27 de Febrero del mismo año, que casi comprometió la construcción de esta línea. El 13 de julio de 2011 se hizo público el proyecto con ambas líneas (línea 3 y 6). La línea 6 presentó cambios en su trazado ya que se eliminó una estación en Pedro de Valdivia con Eliodoro Yañez, y en lugar de conectar con la estación Pedro de Valdivia en la Línea 1, lo haría con la estación Los Leones , eliminando además la conexión con la línea 4 en Tobalaba, para evitar futuras aglomeraciones. Tendría un total de 10 nuevas estaciones en 15,3 km entre Cerrillos y Providencia, con un costo final de 1.036 millones de dólares. Se espera que esté completamente operativa en 2016.

El trayecto se iniciará en la estación Cerrillos , cerca de donde actualmente se construye la Ciudad Parque Bicentenario y donde se espera pase el futuro tren suburbano hacia Padre Hurtado, Peñaflor, Talagante y Melipilla, siguiendo posteriormente su ruta por la avenida Carlos Valdovinos, cerca del zanjón de la Aguada. En la segunda estación, Lo Valledor , se construirá una combinación con el servicio de Metrotrén, mientras Franklin y Ñuble servirán de combinación con las líneas 2 y 5. Estas tres estaciones permitirán que las personas provenientes del sur de la ciudad tengan una alternativa más rápida para llegar al sector oriente de la ciudad a través de la combinación en Los Leones , descongestionando el tramo central de la Línea 1 (con una reducción esperada de hasta 4.000 pasajeros por hora). Esto ha permitido que la línea sea también denominada como "Línea Expreso Sur".

La línea también recorrerá la avenida Pedro de Valdivia, cruzando Ñuñoa y Providencia de sur a norte, con una estación frente al Estadio Nacional de Chile, hasta finalmente hacer combinación con la Línea 1 en la estación Los Leones .


Ruta L6 metro de santiago

Estaciones Editar

Listado de las estaciones del Metro de Santiago. En negrita, estaciones de combinación con otras líneas. En gris, estaciones en construcción y en cursiva las estaciones fantasmas.

Santiago de Chile L1
Línea 1
De poniente a oriente
Santiago de Chile L2
Línea 2
De norte a sur

500px-Santiago de Chile L3 svg

Línea 3

De norponiente a oriente

Santiago de Chile L4
Línea 4
De nororiente a suroriente
Santiago de Chile L4A
Línea 4A
De sur a suroriente
Santiago de Chile L5
Línea 5
De surponiente a suroriente
Santiago de Chile L6
Línea 6
De surponiente a nororiente

El Metro de Santiago cuenta con una serie de estaciones que o bien nunca fueron construidas, no entraron en uso o fueron clausuradas, las cuales son denominadas usualmente como estaciones fantasma.

Interconexión Editar

Estaciones de intercambio Metro de Santiago

Esquema del Metro de Santiago, con las estaciones de intercambio de Transantiago indicadas en negro, y los sectores de la ciudad de acuerdo al color característico de sus buses locales.

Desde su construcción, el Metro de Santiago ha estado fuertemente conectado con otros medios de transporte, debido a que como el ferrocarril recorre sólo algunos sectores de la ciudad, la mayor parte de sus pasajeros provienen de microbuses o taxis colectivos.

Durante muchos años, Metro operó el sistema de Metrobús, que consistía de buses de acercamiento. Para ello, en 1987 fueron establecidas como terminales de este servicio, las estaciones Lo Ovalle, Puente Cal y Canto y Escuela Militar, sumándose posteriormente Las Rejas y Bellavista de La Florida. Esta última estación fue particularmente diseñada para poder acoger diversos medios de transporte que confluyeran al Metro.

A comienzos de los años 2000 se comenzó la planificación de un plan maestro de transporte urbano para Santiago. Para ello, Metro decidió construir nuevas estaciones, destacando Quinta Normal y La Cisterna, las cuales serían estaciones de intercambio modal, combinando una serie de medios de transporte dentro del mismo recinto. La primera estación, que cobijaría incluso una estación de trenes, finalmente no sería completada debido a diversos problemas durante el proceso de licitación; por otro lado, en La Cisterna fue finalmente inaugurada la Estación Intermodal Gabriela Mistral a mediados de 2007.[9] Posteriormente, una nueva estación fue inaugurada en Vespucio Norte durante febrero de 2008[10] y una tercera se construirá en la futura estación El Sol de la extensión a Maipú.[11]

Con la implementación de Transantiago el 10 de febrero de 2007, la relación entre microbuses y el Metro se completó. Metro adquirió un rol articulador de importancia e incorporó la tarjeta bip! como método tarifario integrado. Para mejorar el sistema de interconectividad, Transantiago incorporó una serie de "estaciones de transferencia", muchas de las cuales se ubican junto a estaciones del Metro de Santiago.

Además, algunas estaciones cuentan con otros medios de transporte en sus cercanías. En las estaciones San Alberto Hurtado, Universidad de Santiago, Estación Central y Los Héroes se encuentran junto a los terminales de buses interurbanos Santiago, Alameda, San Borja y Los Héroes, respectivamente. Algunos buses interurbanos, principalmente con dirección a Valparaíso hacen detenciones en la estación Pajaritos y durante 2006 se inauguraron algunos servicios hacia Rancagua desde la estación Bellavista de La Florida. El servicio de Metrotrén, ferrocarril que conecta Santiago con Rancagua y San Fernando, tiene uno de sus terminales en la Estación Central de Santiago, ubicada junto a la estación homónima del Metro.

Material rodante Editar

El material rodante utilizado por el Metro es alimentado por energía eléctrica con una tensión de 750 voltios (V) de corriente continua (CC). Estos trenes operan un 90% del tiempo con un sistema completamente automatizado, el conductor está encargado principalmente de controlar el tren en caso de emergencia y el cierre de las puertas. En tanto, la trocha (ancho de vía) utilizada en los trenes es de 1.435 mm. Las líneas 1, 2 y 5 están diseñadas para el uso de trenes con rodadura neumática y las líneas 4 y 4A diseñadas para trenes con rodadura férrea al igual que las futuras líneas 3 y 6 que también serán diseñadas para material rodante con rodadura férrea.

Por las líneas neumáticas actualmente circulan 869 coches de 5 tipos: NS-74 (245 coches), NS-93 (233 coches), NS-2004 (85 coches), NS-2007 (180 coches) y NS-2012 (126 coches). La empresa francesa Alstom fue la primera proveedora de coches, manteniendo su supremacía por más de 30 años. El NS-74, que corresponde al modelo más antiguo, se caracteriza por su carrocería con forma cuadrada y con una configuración de 5 y 6 coches en la Línea 2 y con 6 y 7 coches en la Línea 5. Con la apertura de la Línea 5 fueron incorporados los NS-93 con una carrocería más estilizada, coches conectados entre sí; en la actualidad, este modelo está presente con una configuración de 6 y 7 coches en la Línea 5 y con 7 u 8 coches en la Línea 1.

NS es un término designado para cada modelo de tren que significa "Neumático Santiago", seguido por 2 números que corresponden a las 2 últimas cifras del año en que se construyó el material rodante (Ej: NS-74: Neumático Santiago 1974). Una característica que distingue a todos estos trenes es el tradicional color celeste con que están pintadas sus carrocerías.

Con la Línea 4 debutaron los trenes Alstom modelo AS-2002 (Acero Santiago 2002) de rodadura férrea, tecnología también disponible para la Línea 4A. Los 72 trenes (216 coches) que circulan actualmente por ambas líneas están formados por tres coches conectados entre sí de acero inoxidable austenítico y sus carrocerías cuentan con terminaciones de color rojo.[1] En 2007 se integraron a la Línea 1 once trenes NS-2004 de diseño similar a los AS-2002 pero de mayor capacidad, de los cuales tres trenes son de 7 coches y los ocho restantes de 8 coches.

Ese mismo año, Metro S.A. adjudicó la licitación para la renovación de carrocerías para la Línea 1 a la empresa española CAF por un costo de 250 millones de dólares. Los 180 coches del modelo NS-2007 (equivalentes a 20 trenes de 9 coches) provenientes de España comenzaron a prestar servicio en la Línea 1 el 5 de noviembre de 2009, aumentando su presencia a medida que fueron llegando más trenes, con el fin de enfrentar el aumento de pasajeros producto de las extensiones a Maipú y Las Condes.[2] En septiembre de 2012 comenzó la integración de 126 coches adicionales modelo NS-2012, equivalentes a 14 trenes de 9 coches, también por parte de CAF. Estos nuevos coches son los primeros en incorporar aire acondicionado.[3]

Entrando al año 2014 en el mes de Enero, se terminó por dar de baja al tren P3050 modelo NS-88, fabricado por la empresa mexicana Concarril, incorporado tras la destrucción de un tren NS-74 por un atentado terrorista en 1986. Su deficiente desempeño en las vías neumáticas y sus constantes fallas en circulación, hacían que la puntualidad y mecanización del servicio de Metro no cumpliera los estándares de rapidez de línea 2. Este equipo fue adquirido para su inicial uso en línea 1 pero por los motivos mensionados anteriormente se trasladó a línea 2 hasta el final de sus días. Aún no se conoce oficialmente un destino post-baja de este tren.

El mantenimiento de los trenes se realiza en cuatro talleres habilitados especialmente para dicho trabajo. Los talleres de las Líneas 1, 2 y 4 se ubican en las cercanías de las estaciones Neptuno (L1,) Lo Ovalle (L2) y Las Mercedes (L4), mientras que el de la Línea 5 se ubica entre las estaciones Irarrázaval y Ñuble donde estaba antiguamente la Maestranza San Eugenio y estuvo proyectada la estación del mismo nombre, la cual nunca se concluyó.

Los trenes pueden ser intercambiados entre las Líneas 1, 2 y 5, utilizando túneles de conexión en las estaciones Los Héroes y Santa Ana, y entre las Líneas 4 y 4A mediante una conexión cercana a la estación Vicuña Mackenna. De este modo, se pueden adecuar o intercambiar trenes, ya sea para ser llevado a algún taller o que preste servicio en otra línea; también pueden usarse en caso de emergencia, de forma tal que trenes puedan suplir el servicio de otros en alguna línea.

Modelo Año de construcción Rodadura Constructora Procedencia Líneas en que opera
NS 74 1973-1981 Neumática Alstom Flag of France Francia Santiago de Chile L2 Santiago de Chile L5
NS 88 1987 Neumática Concarril Flag of Mexico México Ninguna
NS 93 1996-2003 Neumática Alstom Flag of France Francia             Santiago de Chile L1Santiago de Chile L2Santiago de Chile L5
AS 2002 2004-2010 Férrea Alstom Flag of Brazil Brasil Santiago de Chile L4 Santiago de Chile L4A
NS 2004 2006-2007 Neumática Alstom Flag of Brazil Brasil Santiago de Chile L1
NS 2007 2009-2010 Neumática CAF Flag of Spain España                 Santiago de Chile L2
NS 2012 2012-2013 Neumática CAF Flag of Spain España                 Santiago de Chile L1

La distribución de trenes es de la siguiente forma:

Tarifas y métodos de pago Editar

MSCementerio02

Boletería en la estación Cementerios

En la actualidad, existen dos medios de pago para el uso del servicio del Metro de Santiago: boletos y la tarjeta inteligente Bip!. Los boletos permiten la realización de sólo un viaje, siendo introducidos en los torniquetes que separan el acceso público a la estación del sector de andenes. Dichos boletos pueden ser adquiridos en las boleterías disponibles en todas las estaciones o en algunos locales comerciales aledaños; sin embargo, Metro ha comenzado el proceso de sustitución total de este sistema. La tarjeta Bip! (que reemplazó a la anterior Multivía), en tanto, es una tarjeta recargable en todas las boleterías y otros locales comerciales a lo largo de la ciudad, y que permite el paso a los andenes al acercar el dispositivo a los torniquetes, sin la necesidad de contacto directo. Dicha tarjeta cuesta CL$1.250 (aprox US$2,4) y su carga mínima es de CL$1000 (aprox US$1,6). El uso de la tarjeta permite la utilización de un sistema de tarifa integrada al usar Transantiago.

El Metro de Santiago posee en la actualidad un sistema tarifario determinado de acuerdo al horario de uso del servicio, uso de servicios de buses en combinación y beneficios a adulto mayor y estudiante.

Bloques horarios[12] Horario punta
07:00 - 08:59
18:00 - 19:59
Horario valle
06:30 - 06:59
09:00 - 17:59
20.00 - 20.44
Sáb, dom y fest.
Horario bajo
06:00 - 06:29
20:45 - 23:00
Metro CLP 580 CLP 520 CLP 480
Metro + bus CLP 580 CLP 520 CLP 500
Estudiante CLP 160 CLP 160 CLP 160
Adulto mayor CLP 580 CLP 160 CLP 160

En el caso de la tarifa Estudiante, para los estudiantes de Educación Básica, el acceso es gratuito presentando su Tarjeta Nacional Estudiantil entregado por el MINEDUC; para la Educación Media y Superior tiene el costo mencionado en la tabla, mediante el uso de la tarjeta nacional estudiantil como tarjeta inteligente para tarifa integrada. Del total de pasajeros del Metro, un 23,8% de ellos correspondían a estudiantes.[5]

En el caso de los mayores de 65 años, ellos deben solicitar en la oficina del Metro ubicada en la estación Irarrázaval un certificado para poder adquirir un "boleto adulto mayor". Su uso está permitido de lunes a viernes entre las 9:30 y las 17:30 y durante todo el día en los días sábados, domingos y festivos, con la restricción de un máximo de dos viajes diarios. Sin embargo, este servicio no está integrado el sistema de Transantiago, por lo que el beneficio sólo se aplica al ocupar únicamente el Metro. Durante el año 2006, un 1,5% de los pasajeros utilizaron este tipo de beneficio.[5]

Equipamiento y servicios Editar

Dentro de las estaciones, existen diversos servicios otorgados por el Metro de Santiago con el fin de satisfacer las necesidades de los clientes que utilizan este medio de transporte. En la actualidad, todas las estaciones cuentan con boleterías, teléfonos públicos y cajeros de Redbanc.[13] Además, en los andenes se encuentran paneles informativos, mapas de la Red y del entorno de la estación y una serie de televisores (en las principales estaciones, son de tipo plasma) que a través de MetroTV transmiten vídeos musicales, información del Metro y compactos noticiosos.

Además, desde la inauguración de la Línea 5, todas las estaciones nuevas han habilitado ascensores para el acceso de discapacitados. Este servicio se encuentra en forma extraordinaria además en la estación Ecuador de la Línea 1, que se ubica frente al Instituto Teletón de Santiago y hay otro en la estación Pajaritos.

Por otro lado, existen en diversas estaciones los módulos de Bibliometro, los cuales desde 1996 permiten el préstamo de libros a los clientes del servicio. Los módulos se encuentran en las estaciones Baquedano, Puente Cal y Canto, Los Héroes, San Pablo, Bellavista de La Florida, Ciudad del Niño, Vespucio Norte y Plaza de Armas. El servicio cuenta actualmente con más de 35 mil socios activos y 154 mil títulos fueron prestados a ellos durante el año 2005.[14]

En el mes de agosto de 2008 fue implementado el servicio de Bicimetro, el cual permite dejar estacionada todo el día la bicicleta pagando solo CL$ 300, este servicio se encuentra disponible en las estaciones Vespucio Norte, Escuela Militar, Grecia, Plaza Egaña, Las Mercedes y Colón.

Cultura y arte Editar

UDC

Vista de «Memoria visual de una nación», en estación Universidad de Chile.

Artículo principal: MetroArte

Junto a su desarrollo como medio de transporte, el Metro de Santiago ha tenido desde sus inicios un interés por la promoción de la cultura y el arte. En ello están enmarcadas las iniciativas de Bibliometro, la promoción de diversos eventos culturales a través de los paneles de MetroCultura colocados en la mayoría de las estaciones de la Red y otras actividades realizadas por la Fundación MetroArte. Para ello, el Metro cuenta con diversas locaciones como el Centro Cultural Pablo Neruda localizado en la estación Quinta Normal, la Multisala Cultural en Baquedano y la galería de arte abierto en Puente Cal y Canto.

Algunas estaciones han incorporado a su estructura diversas obras de arte. La más importante es el mural más grande de América Latina,[15] ubicado a lo largo de toda la zona de andenes de la estación Universidad de Chile: «Memoria visual de una nación» de Mario Toral. Compuesta por dos partes, «Memoria visual de una nación» comprende diversas imágenes que narran la historia de Chile. Otras obras La Moneda, cuyos andenes fueron completamente rediseñados en 2005 para albergar una serie de pinturas realistas con diversos paisajes del país, realizadas por el pintor nacional Guillermo Muñoz Vera. En la estación Quinta Normal fue instalado en 2008 la obra «Verbo América» de Roberto Matta, compuesto por 55 paletas de cerámica policromada con una extensión de 4,8×10,6 m.[16]

Además, en diversas estaciones existen una serie de dioramas que muestran episodios de la historia de Chile.

Metro de Santiago también ha mostrado interés en incentivar la cultura literaria chilena, por lo que en 2001 se sumó al proyecto Santiago en 100 palabras, en conjuntos con Plagio y Minera Escondida, que consiste en la creación de microcuentos que abordan la temática de la vida urbana contemporánea.

Véase también Editar

Referencias y notas Editar

  1. El Mercurio. «Historia del Metro» (Flash). Consultado el 29/12/2007.
  2. Metro de Santiago (21 de diciembre de 2006). «Conecta a Santiago de Norte a Sur. Metro inaugura Nueva Extensión de Línea 2 Norte». Consultado el 29/12/2007.
  3. Metro de Santiago (14 de diciembre de 2006). «Metro anunció medidas que aumentarán su capacidad de transporte». Consultado el 29/12/2006.
  4. 4,0 4,1 4,2 Metro de Santiago, Calcula tu tiempo de viaje. Este cálculo, sin embargo, puede variar dependiendo de la afluencia de pasajeros
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 INE. «El número de celulares creció 16,3% en doce meses». Consultado el 29/12/2007.
  6. Error en la cita: El elemento <ref> no es válido; pues no hay una referencia con texto llamada sanjose
  7. Metro de Santiago (10 de agosto de 2007). «Metro lanza nuevo servicio de Metro Expreso en Línea 4». Consultado el 29/12/2007.
  8. Radio Cooperativa (2 de diciembre de 2007). «Metro replicará servicio expreso de Línea 4 en las tardes». Consultado el 29/12/2007.
  9. Las Últimas Noticias (25 de junio de 2007). «Intermodal La Cisterna, un lujo de estación».
  10. La Nación (5 de febrero de 2008). «Vespucio Norte ya tiene su estación intermodal». Consultado el 20/07/2008.
  11. Terra (15 de julio de 2008). «Metro anuncia nueva estación intermodal en extensión hacia Maipú». Consultado el 20/07/2008.
  12. Metro de Santiago. «Tarifario». Consultado el 30/06/2010.
  13. Metro de Santiago. «Equipamiento y servicios». Consultado el 29/12/2007.
  14. Metro de Santiago. «Bibliometro». Consultado el 29/12/2007.
  15. Metro de Santiago. «Portal de Arte, Mario Toral». Consultado el 08/09/2010.
  16. Metro de Santiago. «Metroarte: Verbo América». Consultado el 11/07/2008.

Enlaces externos Editar

Esta página utiliza contenido de Wikipedia (ver autores) con licencia Creative Commons. Smallwikipedialogo.png

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar